Reproducir vídeo

¿Pensando en divorciarte o separarte?

Cuando contactan conmigo personas que se encuentran en la primera fase de la ruptura de pareja, tienen muchas dudas y mil interrogantes. Quiero divorciarme o quiero separarme, ¿qué hago? ¿por dónde empiezo?

Si te encuentras en esta situación, la sensación que seguramente estés viviendo es la de estar perdido e incluso un poco agobiado por todo lo que implica la ruptura. Es normal. Te encuentras en una situación nueva que aún no sabes cómo vas a gestionar.

Como abogados y psicólogos vamos a asesorarte para dar cada paso con la seguridad que necesitas. 

Las rupturas de pareja implican por un lado un componente emocional y un componente práctico, porque debemos reestructurar nuestra vida y nuestra familia.

Para apoyarte con las consecuencias emocionales, contamos en nuestro equipo con una psicóloga, Consuelo Martínez Valero, que puede ayudarte en este proceso. Tanto a nivel individual como de pareja. Si necesitas las herramientas psicológicas para afrontar la ruptura. Si necesitas saber cómo plantearlo a tus hijos, cómo gestionarlo con ellos. 

 

Para asesorarte con las consecuencias jurídicas, voy a explicarte cuáles son esos primeros pasos. Quiero que tengas la tranquilidad de saber cómo actuar y la seguridad de que tomas las decisiones correctas.

Ten en cuenta que las consecuencias de las decisiones que tomes ahora van a afectarte a ti y a tu familia durante mucho tiempo, así que no actúes por impulsos y déjate aconsejar por especialistas.

pensando en separte. consulta con nuestros abogados de familia

Vamos a estructurar qué pasos deberías ir dando, según nuestra experiencias como abogados de familia: 

Por supuesto, cada pareja y cada familia es diferente; así que habrá puntos que puntos que puedan servirte y otros que tendrás superados.

En primero lugar, te aconsejo que en soledad, sin interferencias, piensa:

¿cuál sería para mí la situación ideal?

Es la llamada «pregunta del milagro»: Si tuvieras una varita y se cumplieran tus deseos respecto a las consecuencias del divorcio o la separación, ¿cómo querrías que ocurriese? ¿cómo querrías estar dentro de un mes? ¿y de un año?

A veces, la vorágine del día a día nos impide la reflexión. Con un tema tan importante para ti y tu familia, es importante que te pares a pensar qué es lo que tú quieres realmente.

 En segundo lugar, vamos a centrarnos en cuáles son las decisiones más importantes que debéis tomar: 

1.- Con quién residirán los hijos. Lo que legalmente se conocer como guarda y custodia.      

                – Si se quedan con uno de vosotros y se establece un régimen de visitas con el otro (custodia individual)

                – Si preferís que los menores estén con ambos, por semanas alternas, por ejemplo (custodia compartida)

2.- Qué hacer con el domicilio                   (uso de la vivienda familiar)

3.- Cómo se distribuyen los gastos de vuestros hijos, tanto los habituales (pensión de alimentos) como aquéllos que surjan de manera imprevista (los gastos extraordinarios)

4.- Cómo se van a abonar los gastos familiares (el préstamo hipotecario, algún préstamo personal)

Podéis decidir además, en caso de estar casados:

5.- Si se establece una pensión compensatoria, si existe un desequilibrio económico importante entre vosotros

6.- Si vais a repartir los bienes gananciales. Este último punto puede hacerse con posterioridad o al mismo tiempo que el divorcio.

Todas estas decisiones, que son muchas y os pueden abrumar al principio, las iremos desgajando poco a poco. Con ellas, iremos elaborando el convenio regulador.

En nuestro despacho tenemos por costumbre hacer convenios muy detallados, que incluyan los horarios de entrega de los menores, qué ocurre con las vacaciones con los días no lectivos, con los festivos familiares, cómo actuar si un menor se pusiera enfermo, etc.

Si se fijan las condiciones ahora, se evitarán conflictos en el futuro porque juntos habréis establecido las normas por las que se va a regular vuestra familia. 

Una vez hayas reflexionado qué quieres hacer y hayas pensado cuáles serían las mejores opciones para ti, en relación a los puntos anteriores, acude a un abogado especialista en derecho de familia.

Solo un abogado especialista te podrá asesorar como te mereces. No pretendemos que un médico de familia nos opere el corazón. Pues tampoco dejemos que cualquier abogado nos rellene un formulario de convenio regulador.

Convenio Regulador - Carolina Torremocha Abogado

Contacta con nosotros.

Somos expertos en derecho de familia. Vamos a valorar tu situación y a ofrecerte las mejores opciones para conseguir lo que quieres respecto de ti y de tu familia.  

 

Si ambos tenéis claro cómo queréis llevar a cabo la separación o el divorcio, y cuáles son las medidas adecuadas para vuestra familia, este trámite puede hacerse de mutuo acuerdo.

El mismo abogado os puede representar a los dos; os iremos preguntando por las distintas medidas a tomar y las plasmaremos en un convenio de mutuo acuerdo. Es más económico y más ágil. Y tenéis incluso la opción de tramitar vuestro divorcio o separación online.

– Si hay cuestiones importantes en las que no os ponéis de acuerdo, aunque tenéis claro que queréis divorciaros o separaros de manera amistosa, lo conveniente es que cada uno de vosotros elija a un abogado de familia. Entre los abogados nos pondremos en contacto e iremos tratando cada uno de los puntos más conflictivos hasta alcanzar el acuerdo que se adapte a vuestra familia.

El hecho de que cada uno designe a un abogado distinto no implica que vaya a iniciarse una guerra. Si es vuestra intención acordar las medidas de la separación o el divorcio, el abogado os indicará cómo proceder, qué peticiones de las que realizáis son factibles o no, qué dice la Ley y los Juzgados al respecto.

De hecho, cuando los abogados negociamos en vuestro nombre, sólo hablamos de las medidas a tomar. El componente emocional que inevitablemente está presente en la ruptura de pareja no existe. Eso facilita la conversación y el intercambio de opciones para llegar a una solución consensuada.

– Si hay puntos de conflicto importantes, por ejemplo, cómo ejercer la custodia de los hijos (individual o compartida), la opción será un divorcio o separación contencioso. Se presentarán escritos de demanda y contestación, y será el Juez, con las prueba aportadas con cada una de las partes, quién decida cuál es la opción que mejor recoge el interés de los menores.

Es importante que vayas tomando decisiones, especialmente si hay hijos comunes, puesto que la inseguridad que invade a los adultos afecta aún más a los niños,  que deben saber qué va a ocurrir a partir de ahora.

Espero que te haya servido y me ayudes a compartir este artículo.  

Te escuchamos
1
¿En qué podemos ayudarte?
¿en qué puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: