Reduccion pension alimentos nacimiento nuevos hijos- Carolina Torremocha Abogado

Reducir la pensión de alimentos por nacimiento de nuevos hijos

El nacimiento de nuevos hijos implica un aumento de gastos que justifica jurídicamente la reducción de la pensión de alimentos.

 

Que hayas formado una nueva familia no significa que vayas a desatender a la anterior, a los hijos que tuviste con tu primera pareja. Lo que resulta inevitable es que tu capacidad económica ha variado. Tus ingresos son los mismos pero tus gastos han aumentado de manera considerable. Y esos ingresos deben repartirse entre los hijos que tuviste con tu primera pareja y los hijos que acaban de nacer. Por ello, te contamos cómo puedes reducir la pensión de alimentos por el nacimiento de nuevos hijos.

 

Te voy a contar la historia de Pedro, un caso real de mi despacho del año 2019, para ilustrar el ejemplo de las situaciones que viven las nuevas familias:

 

Pedro tiene una nueva pareja desde hace dos años, Amparo. Hace un año tuvieron un bebé. Está emocionado porque la paternidad más tardía se vive de otra manera. Con sus primeros hijos no era tan consciente, aunque tuviera más energía.

Pedro ya tenía dos hijos con su primera mujer, Carla. Ahora tienen diez y ocho años. Los adora. Está con ellos los fines de semana y dos tardes a la semana. Ese fue el régimen de visitas que consiguió pese a que Carla quería limitarle aún más el tiempo con sus hijos. Fueron meses duros en el Juzgado que no le desea a nadie y no quería volver a repetir.

Con Carla mantiene una relación cordial, se comunican lo justo en relación con sus hijos. Excepto si hablan de dinero, ahí no pueden entenderse. Pedro ya le comentó a Carla que el nacimiento de su hijo pequeño implica muchos gastos y no podía hacer frente a la pensión de alimentos que puso el Juez, que se ha ido incrementando con el IPC y ya le resultaba muy elevada. No es lo mismo mantener a dos hijos que a tres. Carla no estaba dispuesta a aceptar una rebaja de la pensión de sus hijos y no lo iba a ponerlo fácil.

Así que acudió a mí e iniciamos un procedimiento de modificación de medidas. Aportamos junto con la demanda una comparación: los gastos e ingresos que tenía Pedro cuando ese mismo Juez dictó hace seis años la Sentencia de Divorcio y los que tiene actualmente. Su nómina apenas se ha incrementado con el IPC, no recibe tantas comisiones porque hay menos ventas y lógicamente con la llegada del nuevo hijo, sus gastos se han incrementado. El procedimiento fue mucho más sencillo que el divorcio puesto que únicamente se necesitaba prueba documental. No es necesario en este tipo de procedimientos pruebas psicológicas o testificales que causan mucho dolor a nivel emocional y familiar. Aquí hablábamos de capacidad económica y había que acreditarlo con documentos.

El Juez dictó Sentencia y redujo la pensión de alimentos. El Tribunal Supremo ya se había pronunciado al respecto *(puedes ver extracto de la Sentencia al final del artículo).

Aunque Pedro llegaba a fin de mes porque tanto él como su pareja trabajan, la pensión de alimentos que pagaba le impedía hacer gastos extras. Ahora podrá viajar con toda la familia, llevar a sus tres hijos de vacaciones y salir con ellos al cine o a cenar. La diferencia de lo que pagaba antes y lo que paga ahora, le desahoga lo suficiente para poder disfrutarlo con todos sus hijos.

Amparo también está más tranquila. Entiende que los hijos de Pedro tienen cubiertas sus necesidades y que a su hijo tampoco va a faltarle nada. Cuando están los fines de semana con ellos, los hermanos mayores disfrutan del pequeño y juntos realizan algunas actividades que antes limitaban por miedo a cualquier gasto imprevisto.

 

Este caso es un ejemplo de cómo afecta a tu familia las obligaciones que lógicamente has contraído con los hijos que tuviste con tu relación anterior. Nadie quiere perder su status económico y tú no quieres elegir entre unos hijos u otros. Lo más efectivo, es adecuar tu capacidad económica a tus actuales circunstancias.

 

Contacta conmigo si necesitas reducir la pensión de alimentos por el nacimiento de nuevos hijos.

 

Sé que has pasado por trámites judiciales anteriores y no tienes ganas de volver a entablar una guerra con la madre de tus hijos que sólo empeoraría la situación.

Intentaremos alcanzar un acuerdo que evite la intervención judicial. Si no es posible, acudiremos al Juzgado con toda la prueba documental necesaria para realizar la comparación entre tu capacidad económica anterior y la actual.

 

La experiencia y la especialización me permiten realizar los trámites de manera ágil y efectiva.

 

 

Ahora puedes elegir cómo tramitar la reducción de la pensión de alimentos por el nacimiento de nuevos hijos:

 

  • Tramitación online. Sin desplazamientos y desde cualquier parte de España. Nos comunicaremos por videoconferencia. Me gusta una comunicación cara a cara y las tecnologías que se han implantado nos facilitan los medios. La documentación la conseguiremos e intercambiaremos por trámites electrónicos.
  • Tramitación presencial. Solicita cita y nos vemos en mi despacho. Junto a la Ciudad de la Justicia de Valencia.

 

(*) El Tribunal Supremo declaró en la sentencia de 1 de febrero de 2.017, y en las demás que en ella se cita, que el nacimiento de nuevos hijos permite reducir la pensión de alimentos si han variado las circunstancias económicas: «el nacimiento de nuevos hijos fruto de una relación posterior, no supone, por sí solo, causa suficiente para dar lugar a la modificación de las pensiones alimenticias establecidas a favor de los hijos de una anterior relación, sino que es preciso conocer si la capacidad patrimonial o medios económicos del alimentante es insuficiente para hacer frente a esta obligación ya impuesta y a la que resulta de las necesidades de los hijos nacidos con posterioridad».

Y se constata que pese a que no se advierte una reducción significativa de los ingresos del demandante, lo cierto es que el nacimiento de un nuevo hijo supone una reducción de su capacidad económica pues la nueva pareja del actor no cuenta con ingresos suficientes para atender su mantenimiento sin la contribución sustancial del demandante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te escuchamos
¿En qué podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: