DERECHO CIVIL - Grupo 6 Abogados

Hacer testamento tras el divorcio

¿Por qué hacer testamento tras el divorcio o la separación?

Si hacer testamento es importante en cualquier situación, en caso de divorcio o separación se hace imprescindible.

Veamos cómo afecta el divorcio a la herencia y por qué es necesario que hagas testamento si estás divorciado o separado.

 

En caso de no tener testamento, os explicamos en este artículo ,  por qué es recomendable hacer testamento, cuáles son sus ventajas y qué ocurre cuando lo haces testamento. 

 

Si ya hiciste testamento y con posterioridad te has divorciado o casado, ¿es necesario hacer uno nuevo?

La respuesta es sí, siempre.

Pese a haberse firmado el divorcio, ciertas relaciones jurídicas entre los ex-cónyuges van a seguir existiendo. Por eso es muy recomendable hacer un nuevo testamento en el que se tenga en cuenta esta nueva circunstancia.

No hacer un nuevo testamento, especialmente en caso de rupturas complicadas, puede pagarse muy caro.

Hacer testamento es un trámite sencillo, que se realiza de manera ordinaria en un notaría y su valor aproximado es de 60€, más el asesoramiento del abogado. 

 

Un testamento nuevo provoca que cualquier otro que se hubiera realizado anteriormente sea automáticamente revocado, pasará a no tener ningún valor (artículos 738 y 739 del Código Civil).

 

¿Qué pasa con la herencia si los hijos son menores? ¿Quién administra esos bienes hasta que los hijos sean mayores de edad?

Esta es una de las cuestiones clave y por las que es de vital importancia acudir a la notaría y dejar constancia, de manera clara y precisa, cómo queremos que se gestione nuestra herencia si fallecemos con hijos menores.

Una de las relaciones que va a mantenerse pese al divorcio son las relativas a los hijos.

Independientemente de que los padres ya no formen un matrimonio, generalmente la patria potestad sobre los hijos la van a mantener ambos progenitores.

Esto va tener, entre otras cosas, una consecuencia importantísima: en caso de fallecimiento y si nada se ha especificado al respecto, los bienes que forman la herencia de los hijos va a ser administrada por el ex-cónyuge del fallecido. Es uno de los deberes incluidos en la patria potestad. 

Si la relación entre los padres es buena al terminarse el matrimonio y ambos tienen claro que la prioridad es velar por los intereses de los menores al administrar los bienes del fallecido, no habría mayor cuestión al respecto. La administración pasa automáticamente al otro progenitor, de acuerdo con el artículo 234 del Código Civil.

No obstante, y máxime si la relación entre ellos es mala, la forma de protegerse frente a una potencial mala administración de esos bienes de la herencia por parte del otro progenitor es acudir a la notaría y hacer un nuevo testamento.

La ley permite al testador elegir a quién quiere que administre los bienes objeto de la herencia de sus hijos hasta que alcancen la mayoría de edad (artículo 223 del Código Civil).

Eligiendo a una persona de confianza para cumplir con esta tarea a través de un nuevo testamento se termina la incertidumbre sobre si la herencia va a ser bien administrada.

 

¿Anula el divorcio automáticamente las disposiciones hechas a favor del ex-cónyuge en el testamento?

Divorcio de mutuo acuerdo

Depende.

Estas cuestiones se han resuelto de maneras diferentes en las distintas legislaciones común y foral (Galicia, Euskadi, Navarra, Aragón, Cataluña y Baleares).

Centrándonos en derecho común, el Tribunal Supremo se ha pronunciado en dos Sentencias al respecto. En ella da unas pautas para identificar cuándo una disposición testamentaria a favor de la ex pareja se ha de entender que es ineficaz o no.

A grandes rasgos, si el testamento incluye los términos “mi esposo” o “mi esposa” o cualquier otra referencia que haga pensar que la disposición testamentaria se hace precisamente porque esa persona tiene esa condición, sólo serán válidas mientras dure el matrimonio. (Consulta la Sentencia AQUÍ)

Por el contrario, si en la disposición hecha a favor del ex-cónyuge sólo se le identificaba por el nombre, se entiende que se ha hecho independientemente de la condición de la ex pareja. La validez de la disposición está condicionada a la subsistencia del matrimonio al momento del fallecimiento, por lo que seguiría siendo eficaz aun después del divorcio. (Consulta la Sentencia AQUÍ)

 

La redacción exacta del testamento es la clave para determinar la eficacia o no de esa disposición.

El Tribunal Supremo ha concretado que habrá que atender a la voluntad del testador, a si la disposición a favor del ahora ex-cónyuge se hizo en su momento precisamente porque estaban casados o si este hecho era irrelevante a la hora de hacer el testamento.

 

A fin de evitar cualquier duda sobre la redacción del testamento que pueda inclinar la balanza en un sentido o en otro, la solución más práctica y segura es hacer un nuevo testamento con las nuevas disposiciones que nos interesen y que deje sin valor las del anterior testamento.

 

Conclusión

La conclusión que alcanzamos es la de que hacer un testamento tras el divorcio es la mejor forma de evitar problemas en el futuro.

Las relaciones de pareja pueden cambiar, incluso una vez terminado el matrimonio. Si el testamento que realizaste durante el matrimonio no es modificado, puedes encontrarte con sorpresas desagradables y costosas para tus hijos y demás parientes.

El riesgo que supone dejar sin concretar cuestiones de esta importancia, es a todas luces desmedido en comparación con la sencillez y coste del trámite que se requiere para subsanarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te escuchamos
¿En qué podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: