Custodia compartida en menores lactantes

Custodia compartida en menores lactantes

¿Puede establecerse la custodia compartida de un bebé? ¿Qué influencia tiene que el bebé tome lactancia materna? Veamos cuál es el criterio de los Tribunales en relación a la custodia compartida en menores lactantes.

La custodia compartida va estableciéndose cada vez con más frecuencia en nuestro Tribunales. Salvo que haya acuerdo de ambos progenitores, no se establece de manera automática sino que se estudian una serie de requisitos en el seno de la familia y en las circunstancias de los hijos.

Uno de los criterios fundamentales en aras a conceder o no la custodia compartida es la edad de los hijos. Se califica por los profesionales de la pediatría que antes de los 2 años de edad, los menores son lactantes. Es indiferente para tal calificación que tomen o no lactancia materna.

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en custodia compartida en Valencia. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en derecho de familia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

¿Se establece la custodia compartida en niños menores de 2 años?

No es frecuente que se establezca la custodia compartida en menores de 2 años, a menos que haya acuerdo entre el padre y la madre.

Si la separación o el divorcio es de mutuo acuerdo, entre los progenitores se puede pactar la custodia compartida con independencia de la edad del menor. No existe un reparto de tiempos fijado por la ley y podrán organizar el tiempo en función de las circunstancias de la familia.

En caso de que no exista acuerdo, no suele establecerse la custodia compartida en menores de 2 años. Es una recomendación de la Organización Mundial de la Salud, por el que se considera que los menores deben tomar lactancia exclusiva hasta los 6 meses y complementaria hasta los 2 años de edad, lo que implica un contacto más frecuente con la madre.

Si no se establece la custodia compartida, ¿cómo se reparte el tiempo con los menores lactantes?

La recomendación es que cuanto más pequeños sean, más cortos sean los períodos de alternancia. Sería factible establecer comunicaciones con el padre en días alternos durante varias horas, que irán incrementándose a medida que el menor cumpla meses y luego años.

De este modo, hay un contacto frecuente que propicia el desarrollo de vínculo con el menor con ambos progenitores.

Todo ello dependerá de criterios como:

  • La disponibilidad laboral del padre y de la madre.
  • La asistencia o no del menor a la guardería o escuela infantil.
  • Que el menor continúe tomando lactancia materna.

¿Cómo compatibilizar la lactancia materna y la relación con el padre?

Hay madres que emplean el argumento de la lactancia materna para evitar la custodia compartida. Aseguran que su bebé, de 15 meses por ejemplo, continúa siendo lactante y que por ello no puede tener visitas con su padre o que las mismas no pueden incluir la pernocta del menor.

La realidad suele ser que esté tomando alimentos sólidos y que poco a poco su alimentación sea lo más similar a la de un adulto.

Si bien compartimos importancia de la lactancia materna, ésta no puede emplearse para evitar la relación del menor con su padre. Cada vez vemos más separaciones de parejas con menores muy pequeños.

El padre se ha ocupado del bebé mientras estaban juntos –cambio de pañales, baños, paseos, ayuda para dormir, etc.- y cuando la pareja se rompe, se ve privado de estar con su hijo, porque la madre argumenta que es lactante.

Si no existe un impedimento físico del menor, recomendación médica que impida tomar otro alimento distinto de la lactancia materna –extremo que será necesario acreditar mediante pruebas pediátricas-, se considera que a partir de los 6 meses los lactantes van introduciendo alimentos y la lactancia materna no es exclusiva. 

Cuando las madres se incorporan al mundo laboral, se introducen alternativas a esa lactancia como la extracción de leche materna para administrarla con biberón o bien la leche de fórmula.

Este tipo de soluciones pueden permitir que el padre esté más tiempo con su hijo, pese a que éste continúe con la lactancia materna.

¿Cuál es la solución para hacer compatible la lactancia materna y la relación paternofilial?

La solución en estos casos suele ser establecer un régimen de visitas frecuente y progresivo hasta conseguir la custodia compartida a partir de los 2 años de los hijos.  

La Jurisprudencia se ha pronunciado en este sentido, puedes consultar AQUÍ la Sentencia de la Audiencia Provincial de Vizcaya, de 13 de marzo de 2015 en el que se adopta la custodia compartida tras un régimen progresivo de custodia individual a favor de la madre.

Ejemplo de régimen de visitas progresivo de un menor lactante de 5 meses de edad

  1. Desde los 5 a los 12 meses (sin pernocta):
    • Guarda y custodia materna.
    • Régimen de estancia y comunicaciones consistente en:
      • Martes y jueves de 17 a 20 horas más sábado de 11 a 20 horas (semana par).
      • Martes y viernes de 17 a 20 horas más domingos de 11 a 20 horas (semana impar).
  2. Desde los 12 a los 18 meses (añade una pernocta):
    • Guarda y custodia materna.
    • Régimen de estancia y comunicaciones consistente en:
      • Martes y jueves de 17 a 20 horas (semana par).
      • Martes y jueves de 17 a 20 horas +sábado de 11 a domingo a20 horas (semana impar).
  3. Desde los 18 hasta los 24 meses (pernoctas en fin de semana alternos):
    • Guarda y custodia materna.
    • Régimen de estancia y comunicaciones consistente en:
      • Martes y jueves de 17 a 20 horas (semana par).
      • Martes y fines de semana desde el viernes hasta el domingo a las 20 h (semana impar).
  4. Desde los 24 meses del menor: Guarda y custodia compartida por semanas alternas de viernes a viernes con un día de estancia intersemanal con pernocta con el progenitor que no conviva.

Como ves, es un régimen progresivo que permite una adaptación gradual del menor a ambos entornos familiares hasta conseguir la custodia compartida del menor a partir de los 2 años de edad.

Carolina Torremocha
Carolina Torremocha Barreda

Soy abogada especialista en derecho de familia en Valencia con más de 15 años de experiencia.

Toda mi formación jurídica va dirigida al Derecho de Familia. Me formé en técnicas de mediación y de negociación. Soy Máster en Mediación. Experto en Derecho de Familia por Aranzadi y el Ilustre Colegio de Abogados de Valencia.

Contacta conmigoMás sobre mí

Concertar cita
Puedes llamarnos al 691 36 66 62 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.

    Al contactarnos acepta que tratemos sus datos según nuestras Condiciones de Uso y Privacidad. Más informaciónLos recogemos para responder tu consulta, siendo la base legal nuestro interés legítimo en atender y responder a nuestros usuarios. No compartiremos tus datos con terceros, salvo obligación legal. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.

    ¿Por qué deberías escogernos?
    Amplia experiencia
    Especialistas en Familia
    Rápida respuesta
    Lenguaje claro y directo
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Escultor Antonio Sacramento, 9 - 9 46013 Valencia, Comunidad Valenciana 691 36 66 62 torremocha.abogado@gmail.com