Desacuerdos en el ejercicio de la patria potestad

Desacuerdos en el ejercicio de la patria potestad

El incidente o desacuerdo de patria potestad es un procedimiento judicial que se inicia cuando los progenitores no se ponen de acuerdo sobre cuestiones relativas a la salud, educación o creencias de sus hijos.

¿Puedo cambiar a mi hijo de colegio? Quiero que mi hija vaya a la guardería, pero la madre se niega, ¿qué hago? Me gustaría que mi hijo tomase la Primera Comunión, pero el padre no está conforme.

Este tipo de cuestiones son las principales controversias en el ejercicio de la patria potestad que se dirimen en el llamado incidente de patria potestad.

Controversias o desacuerdos en el ejercicio de la patria potestad

La patria potestad, como dice el Tribunal Supremo (Sentencia TS 24-4-00), es una función establecida en beneficio de los menores, que se reconoce a los padres y que se dirige a la protección, educación y formación integral de los niños, cuyo interés es siempre prevalente en la relación paterno filial.

Puedes consultar nuestro artículo para conocer en profundidad las diferencias entre la custodia de los hijos y la patria potestad.

Si las parejas o matrimonios a veces tienen discrepancias en las decisiones importantes de los hijos, es fácil pensar los conflictos que pueden surgir cuando una pareja separada o divorciada no se pone de acuerdo sobre estas cuestiones relevantes en la vida de sus hijos.

Normalmente, la titularidad de la patria potestad se atribuye a ambos progenitores, por Convenio Regulador o en la Sentencia de separación o divorcio. Esto supone que las decisiones relativas a la patria potestad deben ser tomadas por ambos progenitores.

¿Qué decisiones incluye la patria potestad?

Son objeto de patria potestad, entre otras, las decisiones relativas a:

  • El lugar de residencia del menor y los posibles traslados del mismo.
  • La asistencia a una guardería (educación no obligatoria).
  • La elección de colegio y la orientación del mismo.
    • Público o privado.
    • Laico o religioso.
  • Si se educará al menor en alguna religión.
  • La recepción de sacramentos.
  • El sometimiento del menor a tratamientos con intervenciones médicas quirúrgicas y estéticas, salvo los casos de urgente necesidad.
  • La elección de especialistas médicos.
  • La realización de terapias psiquiátricas o psicológicas.
  • La realización por el menor de actividades extraescolares formativas, deportivas o lúdicas, y en general, aquéllas que impliquen gastos extraordinarios que deban satisfacerse por ambos progenitores.

Este tipo de decisiones no podrán ser adoptadas por un solo progenitor.

¿Qué ocurre cuando surgen desacuerdos en el ejercicio de la patria potestad?

Lo más conveniente para los menores es que sus progenitores se pongan de acuerdo sobre este tipo de cuestiones.

Cuando el consenso no es posible, pueden iniciar un expediente de jurisdicción voluntaria, lo que jurídicamente se conoce como incidente de patria potestad.

La regulación legal del mismo está recogida en el artículo 156 del Código Civil:

(...)

En caso de desacuerdo en el ejercicio de la patria potestad, cualquiera de los dos podrá acudir a la autoridad judicial, quien, después de oír a ambos y al hijo si tuviera suficiente madurez y, en todo caso, si fuera mayor de doce años, atribuirá la facultad de decidir a uno de los dos progenitores. (...)

Artículo 156 del Código Civil

Será el Juez quien decida cuál de los progenitores debe decidir en este conflicto en concreto.

El Juez no entrará a valorar sobre el fondo del asunto sino que resolverá a quién otorga la facultad de decidir en ese caso concreto. En la práctica el Juez sí entra a valorar el fondo del asunto puesto que escucha los argumentos de ambas partes y decide en función de lo que considera más beneficioso para el menor.

A partir de dicha decisión, el padre o la madre que haya obtenido el derecho en esa controversia, decidirá qué hacer al respecto.

Ejemplos de controversias frecuentes en el ejercicio de patria potestad

  1. Uno de los progenitores quiere que el menor vaya a la guardería y el otro no.
  2. Un progenitor quiere escuela privada y el otro pública o concertada.
  3. Un progenitor solicita poder bautizar al menor o que éste tome la Primera Comunión y el otro se opone.
  4. Un progenitor quiere que su hijo estudie en el extranjero y el otro pretende que continúe en España.
  5. Un progenitor quiere cambiar al menor de domicilio, alejándolo de su entorno habitual y el otro se niega porque le impide el contacto.

El procedimiento judicial es relativamente sencillo, es un juicio verbal en el que las partes aportarán al Juez sus argumentos y pruebas que refuercen cada una de sus peticiones.

De hecho, no es obligatoria la intervención de abogado y procurador, aunque sí aconsejable, teniendo en cuenta la trascendencia de los asuntos de los que se está hablando.

Puedes consultar un ejemplos real de un Auto resolviendo un Desacuerdo de Patria potestad en este enlace.

Concertar cita
Puedes llamarnos al 691 36 66 62 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.

    ¿Por qué deberías escogernos?
    Amplia experiencia
    Especialistas en Familia
    Rápida respuesta
    Lenguaje claro y directo
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Escultor Antonio Sacramento, 9 - 9 46013 Valencia, Comunidad Valenciana 691 36 66 62 torremocha.abogado@gmail.com