Si mi hijo no quiere verme, ¿debo seguir pagando la pensión de alimentos?

Extinción de la pensión de alimentos por falta de relación entre padre e hijo

La ruptura de la relación con sus hijos es una de las peores pérdidas que puede sufrir un padre. Tras el divorcio o la separación de sus progenitores, hay hijos que se alejan de sus padres bien de manera paulatina o bien de manera abrupta, y dejan de tener relación con ellos.

En anteriores artículos comentamos qué puede hacer un padre si su hijo no quiere verle. En este post vamos un paso más allá.

Si el hijo no quiere tener relación alguna con su padre, ¿debe continuar abonando la pensión de alimentos

¿Cuándo puedo extinguir la pensión de alimentos si mi hijo no quiere verme?

La primera distinción que debemos hacer es si el hijo es menor o mayor de edad.

Menor de edad

Cuando el hijo es menor de edad no puede extinguirse la pensión de alimentos por falta de relación con el progenitor no custodio.

Se podrá reducir la pensión alimenticia por distintas circunstancias pero no extinguir. La pensión de alimentos es una obligación de los progenitores con los hijos derivado de la propia paternidad y es un derecho de los hijos al que no pueden renunciar.

De hecho, no abonar la pensión de alimentos de hijos menores de edad puede tener importantes consecuencias tanto civiles como penales.

Mayor de edad

Si el hijo es mayor de edad sí hay circunstancias que permiten extinguir la pensión de alimentos. En este post vamos a comentar una de ellas: la extinción de la pensión alimenticia por falta de relación del hijo con su padre.

Quiero aclarar que si ponemos como ejemplo de alimentista al padre es porque hasta épocas recientes las custodias de los hijos se otorgaban a la madre y el padre era el progenitor no custodio que tenía obligación de abonar la pensión de alimentos. Por supuesto, se aplica al progenitor no custodia con independencia de que sea el padre o la madre.

Requisitos para extinguir la pensión de alimentos si no hay relación con los hijos

La sentencia del Tribunal Supremo 502/2019, de 19 de febrero, marcó las pautas para que una reclamación de este tipo pudiera prosperar:

  1. La ausencia de relación entre el progenitor y sus hijos sea intensa y relevante. 
  2. Que dicha ausencia de relación sea manifiesta y continuada en el tiempo.
  3. Que la falta de relación sea imputable exclusivamente a los hijos.

Se pretende acabar con una situación injusta: que un progenitor sea despreciado por sus hijos pero éstos sigan teniendo el derecho a recibir la pensión de alimentos. Terminar con aquello que popularmente se conoce como “papá-cajero”, mis hijos no quieren verme pero sí exigen mi dinero.

Por tanto, según la Jurisprudencia, para que se extinga la pensión de alimentos por falta de relación de los hijos con el progenitor obligado al pago debe darse una ausencia manifiesta y continuada de relación familiar, y que ésta se deba en exclusiva a la conducta de los hijos.

El padre debe probar que la ausencia de relación se debe a la conducta de los hijos.

La prueba en este tipo de procedimiento es fundamental. Corresponde al progenitor que pretende dejar de abonar la pensión acreditar que concurren los requisitos necesarios para ello. Y deberá probarse que la falta de relación está causada por la conducta de los hijos exclusivamente.

¿Cómo probar la causa de la falta de relación familiar?

Será relevante el interrogatorio de las partes y la prueba testifical para conocer cómo ha ido mermando la relación familiar. Es necesario conocer qué circunstancias y en qué momento ha cesado la relación y por qué causa.

Todo ello para determinar la “culpa” y el “tiempo”, puesto que si se trata de un desencuentro puntual no va a procederse a extinguir la pensión de alimentos. Recordemos que uno de los requisitos es la permanencia en el tiempo de la ausencia de relación.

Puede aportarse asimismo prueba documental que acredite los intentos del alimentante por retomar la relación, por mantener contacto con sus hijos. En este sentido, resultan útiles los correos electrónicos, mensajes de WhatsApp del progenitor intentado la comunicación con los hijos.

Igualmente son útiles los procedimientos de mediación que se hayan intentado o los procedimientos de ejecución de Sentencias que se incoaran para retomar las visitas cuando los hijos eran menores de edad.

En definitiva, acreditar que se han realizado todos los esfuerzos posibles por evitar el distanciamiento familiar y, pese a ello, los hijos no han querido mantener la relación.

El Tribunal Supremo fue claro al respecto:

“sí es relevante (…) para apreciar esa causa de extinción de la pensión ha de aparecer probado que la falta de relación manifiesta entre padre e hijos, sobre la que no existe duda, era, de modo principal y relevante, imputable a éstos.”

Sentencias que mantienen la pensión por no haberse acreditado que la falta de relación pudiera imputarse exclusivamente a los hijos

Se mantiene la pensión a la que viene obligada la madre: La Sentencia nº 20/2014 de 28 enero de la Audiencia Provincial de Tarragona (Sección 1ª) señala que:

“en  ningún caso ha quedado probado que la ausencia de relación sea imputable exclusivamente al hijo de la apelante, pues la misma afirmó en el acto del juicio no saber nada de su hijo, tanto a nivel personal, como laboral o académico, sin que exista dato alguno que permita inferir que la voluntad de la madre ha sido la de comunicarse y tener constancia de la vida cotidiana de su hijo, sino todo lo contrario, una total pasividad ante tal situación prolongada durante siete años, lo que no puede convertirse en excusa para imputar la total responsabilidad de dicha ausencia de relación al hijo, y así exonerarse de la obligación legal que le viene impuesta como progenitora”.

Por otro lado, la Sentencia nº 208/2019 de 12 marzo de la Audiencia Provincial de Barcelona (Sección 18ª) tampoco extingue la pensión alimenticia por considerar que:

“la ruptura de la relación no obedeció exclusivamente a la voluntad de los hijos sino que la causa ha sido más compleja y multifactorial”.

Sentencias que han estimado la extinción de la pensión de alimentos por falta de relación

Aunque son escasas, ya existen Sentencias que efectivamente extinguen la pensión de alimentos en base a la ausencia de relación entre alimentante y alimentista exclusivamente imputable a este último.

La más relevante en Derecho Catalán es la Sentencia nº 4126/2012 de 15 de marzo, de la Audiencia Provincial de Barcelona (Sección 18ª).

La relación entre ambos es nula y exclusivamente imputable al hijo y por ello se determina la extinción de los alimentos:

“El hijo no pone en conocimiento de su padre ningún hecho de importancia en su vida, como son los estudios que realiza o su domicilio, ni siquiera el cambio de apellidos que ha llevado a cabo, indicando que no le parece importante. En definitiva, estamos ante un caso claro de ausencia total de relación familiar continuada y reiterada que es imputable al hijo una vez ha alcanzado éste la mayoría de edad, lo que constituye en este momento una causa de extinción de la pensión alimenticia”.

En conclusión

La institución de alimentos tiene una finalidad protectora de la familia basada en el principio de solidaridad familiar. Por ello se aplica con criterio restrictivo la posibilidad de extinción de la pensión de alimentos de los hijos mayores de edad y se debe acreditar que la falta de la misma es exclusivamente imputable a los hijos.

Lo deseable sería que existiera una actualización del Código Civil regulando este tipo de situaciones. Los nuevos modelos de familia, sucesivos matrimonios y los roles familiares actuales con un incremento de poder por parte de los hijos, deberían tener su reflejo en la legislación que regula el derecho de familiar.

Mientras esto ocurre, debemos aplicar este tipo de interpretaciones jurisprudenciales y estudiar en el caso concreto si se cumplen los requisitos para extinguir la pensión de alimentos por falta de relación con su progenitor no custodio.

Concertar cita
Puedes llamarnos al 691 36 66 62 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.

    ¿Por qué deberías escogernos?
    Amplia experiencia
    Especialistas en Familia
    Rápida respuesta
    Lenguaje claro y directo
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Escultor Antonio Sacramento, 9 - 9 46013 Valencia, Comunidad Valenciana 691 36 66 62 torremocha.abogado@gmail.com
    Te escuchamos
    1
    ¿En qué podemos ayudarte?
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?