La privación de la patria potestad

Privación de la patria potestad

La patria potestad consiste en una serie de derechos y obligaciones que los padres y madres tienen sobre los hijos por el simple hecho de serlo. En caso de separación o divorcio, normalmente se atribuye y se ejerce de manera compartida.

Veamos cuáles serían los motivos para la privación de la patria potestad a alguno de los progenitores.

Podemos ayudarte

Somos abogados de familia en Valencia. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en derecho de familia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

Regulación legal de la privación de la patria potestad

La privación de la patria potestad la encontramos regulada en el artículo 170 del Código Civil, en el que se establece:

Cualquiera de los progenitores podrá ser privado total o parcialmente de su potestad por sentencia fundada en el incumplimiento de los deberes inherentes a la misma o dictada en causa criminal o matrimonial.

Los Tribunales podrán, en beneficio e interés del hijo, acordar la recuperación de la patria potestad cuando hubiere cesado la causa que motivó la privación.

Artículo 170 del Código Civil

Motivos por lo que se puede privar de la patria potestad

Algunas de las causas que pueden dar lugar a que un progenitor pierda la patria potestad de sus hijos son las siguientes:

  1. Incumplimiento de los deberes parentales. Este incumplimiento debe ser habitual, persistente y grave, ya sea de los deberes afectivos o económicos.
  2. Alcoholismo y drogodependencia. Cuando pongan en riesgo la seguridad y la estabilidad del menor. Deberá ser probado mediante las pertinentes pruebas toxicológica para determinar el grado de adicción.
  3. Condena penal en la que se encuentre inmerso el progenitor. Ya sea en caso de existir una condena por violencia contra el menor, incumplimiento del deber de alimentar al menor, sustracción del menor, abandono de familia, en este caso del menor, etc.
  4. Malos tratos. Estos malos tratos incluyen la violencia física y psicológica, y además, pueden ser hacia el otro cónyuge o pareja o hacia el propio menor.
  5. Incapacidad o enfermedad mental. Deberá acreditarse la gravedad de la incapacidad o de la enfermedad mental así como la incidencia negativa que puede tener sobre el bienestar de los menores.
  6. Ausencia del progenitor en el cuidado del menor. Hablamos de una desatención prolongada en el tiempo y sin que exista motivo que lo justifique, ya que puede ser perjudicial para el desarrollo del menor puesto que el progenitor se puede convertir en un completo desconocido para el niño.

Por tanto, no es suficiente con que uno de los progenitores quiera y solicite privar al otro del ejercicio de la patria potestad, sino que deben concurrir motivos de peso que lo justifique. 

Y por supuesto, estos motivos deben acreditarse y tener la entidad suficiente.

¿Cómo se puede quitar la patria potestad?

La privación de la patria potestad se puede solicitar a través de un procedimiento de modificación de medidas.

Esta demanda debe incluir motivos suficientes y sólidos que acrediten que con ellos se está poniendo en peligro la seguridad, estabilidad y bienestar del menor.

Como todas las modificaciones de medidas deben hacerse por el interés del menor, las circunstancias que las apoyen deben quedar completamente probadas.

En algunos casos, incluso, mientras se tramita el procedimiento de modificación de medidas, se podrá solicitar la suspensión del régimen de visitas. 

Me han privado de la patria potestad, ¿puedo recuperarla?

La respuesta es , pero para ello se tienen que dar dos requisitos:

  • Que haya cesado la causa que motivó la privación del ejercicio de la patria potestad.
  • Que la rehabilitación de este derecho sea beneficioso para el menor. Esta decisión será la que valore el Tribunal teniendo en cuenta las circunstancias de cada caso en concreto.

Ahora bien, ¿cómo recuperar la patria potestad? Para ello contamos con tres vías diferentes:

  1. Por un lado, podríamos recurrir la Sentencia en la que se establezca la privación del derecho de patria potestad, siempre que se consideren vulnerados los derechos de las partes.
  2. La segunda vía es a través de un procedimiento de modificación de medidas. En este caso, deberás acreditar que las circunstancias han cambiado sustancialmente al momento en el que se te privó la patria potestad y que el motivo que causó la privación de tal ejercicio ya no existe.
  3. Por último, a través de la vía administrativa. Esto quiere decir que si la privación de la patria potestad fue acordada a favor de la Administración Pública, tendremos que iniciar un procedimiento administrativo. En estos casos, se exige que se aporte un “Plan Parental”, en el que se detallarán las medidas que se adoptarán con relación al menor en los diversos ámbitos, como por ejemplo: sanitario, educativo…

Caso real de privación de la patria potestad

La Sentencia del Tribunal Supremo N.º 2974/2019, de fecha 01 de octubre de 2019 resuelve sobre un asunto en el que el progenitor había mostrado una notable dejadez en los deberes parentales de tal manera que había afectado gravemente a la relación paterno filial, desatendiendo y perjudicando al interés superior de la menor por lo que carecía de sentido que siguiera conservando la patria potestad.

La Sentencia finalmente resuelve privando del ejercicio de la patria potestad al progenitor pues en estos supuestos tan graves e injustificados en el cumplimiento de los deberes parentales, lo que exige el interés superior del menor y teniendo en cuenta su beneficio, es la privación de tal ejercicio.

La fundamentación de la que se basa el Tribunal es la siguiente:

Un caso similar al presente fue el enjuiciado en la sentencia n.º 621/2015, de 9 de noviembre, y en ella se reconocía cómo unos incumplimientos tan graves de las obligaciones paterno-filiales afectaba la relación paterno filial de manera seria, y justifica que proceda, en beneficio de la menor, la pérdida de la patria potestad del progenitor recurrente.  

No tendría sentido, por ir en contra del interés de la menor, que quien se ha desentendido gravemente de ella, tanto en lo afectivo como en lo patrimonial, conserve, potencialmente, facultades de decisión sobre ella derivadas de la patria potestad. 

Ello no impide ( STS 5 de marzo de 1998 ) que en el futuro, y en beneficio de la hija, si el recurrente cumple lo declarado y prometido, los Tribunales puedan acordar la recuperación de la patria potestad, cuando hubieran cesado las causas que motivaron la privación ( art. 170, párrafo segundo, CC ). 

Tampoco impide la decisión acordada que el recurrente pueda relacionarse con su hija en los términos del art. 160 del CC , si así se solicita y se considerase procedente en el futuro.

No obstante, como se observa, en la resolución se menciona la posibilidad de poder recuperar tal derecho en un futuro, siempre y cuando haya cesado la causa que lo originó y sea acorde al beneficio de la menor.

Concertar cita
Puedes llamarnos al 691 36 66 62 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.