Razones por las que un hijo no quiere ir con su padre

Razones por las que un niño no quiere ir con su padre

No existe una respuesta única a esta pregunta. Los motivos por los que un hijo no quiere ir con uno de sus padres pueden ser muchos y variados y pueden tener muy poca importancia o ser el síntoma de algo más grave y, por tanto, hay que estudiar cada caso en profundidad.

Se tiende a pensar que la causa de que un menor no quiere ir con uno de sus padres, es por culpa del progenitor en cuestión y es frecuente pensar que algo malo le esta ocurriendo en casa del papá o de la mamá, o que el otro progenitor lo está poniendo en contra.

En ocasiones, también se puede llegar a pensar que uno es un mal padre o una mala madre y la culpa es suya. Es importante evitar sacar conclusiones precipitadas.

No es lo mismo que el rechazo se dé en niños o niñas muy pequeños que en adolescentes, que el rechazo se produzca desde el principio de la separación o tras un periodo de normalidad. Las motivaciones en cada caso serán diferentes.

Principales motivos para que un hijo no quiera ir con uno de sus padres

En menores muy pequeños, alguna de las razones puede ser que el o la menor sienta angustia por separarse del progenitor con el que convive, incluso puede sentir culpa por dejarle solo, pero también puede ser, que le guste más la habitación de la casa de papá o mamá, o que se sienta más cómodo en una de las casas o que perciba el ambiente más cálido.

Si la separación es reciente, puede que las razones sean propias del proceso de adaptación a la nueva situación, que el niño no entienda bien la situación y no entienda por qué ahora se tiene que ir de su casa o por qué papá o mamá ya no esta en casa. Estas razones hay que entenderlas desde la lógica infantil y en ningún caso enfadarse con el niño.

Cuando el rechazo se da después de una normalidad en la custodia o en las visitas, es fácil pensar que el otro progenitor está haciendo algo mal o que esta poniendo al niño en nuestra contra. Y es cierto que existen casos en que uno de los progenitores por la razón que sea (duelo por la separación no resuelto, enfado con el progenitor, miedo a que su hijo quiera más al otro padre, etc.), consciente o inconscientemente hable mal del otro padre, que le cuente cosas al niño relativas a los problemas entre ellos, como que no paga la pensión, o contarle cosas que le hizo su padre o madre en el pasado.

Esto puede llevar al menor a ver al otro progenitor de manera diferente y empezar a tener sentimientos negativos hacia él, por motivos que no tienen nada que ver con su relación con su padre o madre, con cómo le cuida o trata el otro padre.

Aunque estos casos existen, no siempre tiene por qué ser así. Puede ser que el adolescente simplemente se sienta más cómodo en una casa que en otra, porque es donde están sus amigos, porque tiene más cerca el instituto, o puede ser que haya creado un vinculo afectivo más estrecho con el progenitor con el que más tiempo ha pasado, previo a la separación, y se siente más cómodo viviendo con él o ella.

Conclusiones

Hay una cosa que no podemos olvidar, la pareja se rompe, pero la familia para las menores es la misma, papá y mamá seguirán siendo papá y mamá, aunque vivan en casas diferentes. Por eso, es importante que los progenitores sean capaces de dejar a un lado sus emociones, su dolor o su rabia y procuren tener la mejor relación posible con el otro progenitor para criar y educar a niños felices y sanos.

Si no existen razones de peso que impidan el contacto con el otro progenitor, lo mejor para cualquier menor es que crezcan y se desarrollen teniendo como referente a ambos padres y ambos padres colaboren tanto para que los menores desarrollen una buena relación con el otro progenitor como para, si existe este rechazo, colaboren en resolverla.

Como ya hemos dicho las razones pueden ser muy variadas y hay que valorar y profundizar en ellas, y se hace necesario explorar tanto al menor como a los progenitores.

Concertar cita
Puedes llamarnos al 691 36 66 62 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.

    ¿Por qué deberías escogernos?
    Amplia experiencia
    Especialistas en Familia
    Rápida respuesta
    Lenguaje claro y directo
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Escultor Antonio Sacramento, 9 - 9 46013 Valencia, Comunidad Valenciana 691 36 66 62 torremocha.abogado@gmail.com
    Te escuchamos
    1
    ¿En qué podemos ayudarte?
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?