¿Cómo se reparten las vacaciones de verano en caso de divorcio o separación?

Reparto vacaciones de verano en caso de divorcio

Cuando se acercan los períodos de vacaciones, es frecuente que los padres y madres separados tengan conflictos en relación a quién está con los niños más o menos tiempo y quién elige el período vacacional cada año.

Veamos cómo se dividen las vacaciones de verano en caso de separación o divorcio para evitar conflictos entre progenitores y conseguir disfrutar con los niños durante este tiempo de ocio y descanso.

Podemos ayudarte

Somos abogados especialistas en divorcios en Valencia. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en derecho de familia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

¿Qué se considera vacaciones escolares?

Si no se especifica lo contrario, se trata del período desde que termine el curso escolar, incluyendo los días no lectivos de junio y septiembre.

Se puede establecer por convenio o Sentencia que las vacaciones de verano incluyan únicamente el reparto de los meses de julio y agosto. En este caso, junio y septiembre se regirán por el régimen ordinario del resto del año.

¿Cómo se reparten las vacaciones de verano en un divorcio?

Para poder orientarte, debemos distinguir dos situaciones:

Repartir vacaciones de verano en caso de separación sin tener sentencia ni convenio regulador

Si te encuentras en trámite de separación o divorcio y todavía no esté regulado cómo repartir las vacaciones de los niños, es necesario ponerse de acuerdo con el otro progenitor para regular estos días festivos. Bien a través de vuestros letrados o directamente entre vosotros habrá que acordar cómo hacerlo.

Las fórmulas más habituales para repartir las vacaciones de verano son:

  • Por semanas.
  • Por quincenas.
  • Por meses.

En caso de bebés o hijos menores de dos años, si el lugar de vacaciones lo permite, se pueden establecer estancias más cortas de dos o tres días con uno u otro. Incluso estancias diarias en caso de que los progenitores tengan disponibilidad laboral.

¿Cuál es la frecuencia más adecuada para los intercambios en vacaciones? Dependerá de cada familia. Especialmente de dos factores:

  1. La edad de los niños. Cuanto más pequeños sean los niños, más frecuentes se aconsejan los intercambios. Para los niños pequeños es más extraño estar sin uno de sus progenitores mucho tiempo así que no conviene establecer repartos mensuales, por ejemplo, hasta que no sean más mayores.
  2. El lugar de vacaciones de los progenitores. El lugar de vacaciones de los progenitores también es un factor relevante a tener en cuenta. Si ambos residen próximos y se desplazan al apartamento de vacaciones, a una distancia prudencial, los intercambios pueden realizarse sin problemas por alternancias semanales o quincenales. Pensemos que una familia reside de Andalucía y tiene costumbre el padre de ir a ver a su familia de origen a Galicia. En este tipo de distancias será mejor frecuencias de intercambio más largas para evitar excesivos desplazamientos de los menores.

Repartir las vacaciones de verano cuando ya hay sentencia de separación o divorcio o convenio regulador

Si ya tienes un convenio o sentencia que regule las vacaciones, debería ser más fácil. Digo debería porque hay Sentencias que son excesivamente abiertas, que pese a lo solicitado por los abogados en los escritos de demanda, no especifican horas y lugar de intercambio de los hijos.

Por ejemplo, es común que la Sentencia diga: “las vacaciones se dividirán por mitad, eligiendo el padre los años pares y la madre los impares”. 

Con este tipo de pronunciamientos, se generan múltiples controversias. Por ejemplo:

  • ¿Quién recoge a los hijos?
  • ¿Cuál es el lugar de recogida?
  • ¿Qué horario se establece para recogerlos?
  • ¿Qué ocurre con el mes de agosto que tiene 31 días y no podemos dividir por mitad?
  • ¿Y si el progenitor que tiene que elegir no lo hace?

En nuestra intervención diaria en los Juzgados intentamos que todas estas cuestiones queden recogidas en las sentencias para evitar controversias. No siempre los jueces están por la labor de ser tan detallistas en sus pronunciamientos y eso supone más dificultades para las familias.

En este sentido, cuando elaboramos un convenio regulador, sí tenemos en cuenta todos estos detalles para que las familias tengan la seguridad de cómo organizarse en cada situación.

La mejor fórmula de reparto de vacaciones de verano en caso de divorcio o separación sería por ejemplo:

“Las vacaciones de verano incluyen los meses de julio y agosto. Los días no lectivos de junio y septiembre se disfrutarán como el resto del año.

Los meses de julio y agosto se dividirán por quincenas alternas.

Los años pares corresponde el primer período de vacaciones al padre y el segundo a la madre. Los años impares corresponde el primer período de vacaciones a la madre y el segundo al padre.

El progenitor que comience su turno de alternancia recogerá a los menores en el domicilio del otro progenitor a las 10 horas del primer día del período vacacional.”

De esta forma, ambos progenitores al inicio del año ya conocen qué períodos de vacaciones les van a corresponder y pueden planear las vacaciones con la antelación que consideren o solicitar las vacaciones en su trabajo para poder estar a cargo de sus hijos.

Además, así no será necesario comunicar al otro, ni elegir períodos. ni ponerse de acuerdo porque ambos conocen cuándo les va a corresponder en función de si el año es par o impar.

Lo mismo puede utilizarse para las vacaciones de Semana Santa o las vacaciones de Navidad.

Por supuesto, si la relación entre las partes es cordial, pese a lo firmado en el convenio regulador o en la sentencia, los progenitores pueden realizar los cambios que consideren oportunos, siempre que ambos estén conformes. Es preferible que en este caso conste por escrito, aunque sea por intercambio de un correo electrónico con la modificación de las fechas y el consentimiento expreso de ambos.

Dudas frecuentes

Veamos cómo resolver las dudas más comunes sobre el reparto de las vacaciones de verano en divorcio o separación si no está establecido en sentencia.

¿A qué hora es la entrega y recogida de los menores?

Habrá que pactar una hora razonable. Pensemos, por ejemplo, las 10 horas de las mañana. Los niños han tenido tiempo de levantarse y recoger sus cosas antes de que el otro progenitor vaya a recogerlos. El horario que se acuerde se aplicará en todos los intercambios.

Así comenzaría un período vacacional en custodia materna:

  • Los niños están con la madre y el padre acude a recogerlos al domicilio materno el día 1 de julio a las 10 horas. Estarán con el padre durante una semana, por ejemplo. La madre los recogerá en el domicilio paterno el día 8 de julio a las 10 horas. Y así sucesivamente todas las semanas hasta el 31 de agosto.

¿Cuál es el lugar de entrega y recogida en verano?

Salvo que se pacte lo contrario, seguirá siendo lugar de intercambio el domicilio de los progenitores. No es posible que si uno ha viajado pretenda que el otro lo recoja allí donde se encuentre de vacaciones.

¿Cómo se reparten las vacaciones de verano en custodia compartida?

Las alternancias que hemos referido se pueden aplicar tanto en supuestos de custodia individual como en caso de custodia compartida.

Por mi experiencia, considero que lo más efectivo para las familias que eligen la custodia compartida es que no haya modificación durante las vacaciones. Si ya tienen una alternancia semanal durante todo el año, que la misma continúe durante el verano, o bien se alargue para distribuirla por quincenas pero respetando los turnos que vienen distribuyendo durante el año.

Más información sobre el reparto de tiempo en custodia compartida aquí.

¿Qué hago si mi ex no elige el periodo vacacional cuando le corresponde y no puedo organizar mis vacaciones?

Es una de las situaciones más conflictivas y más frecuentes. Quien debe elegir las vacaciones porque se utiliza la fórmula de “el padre elegirá los años pares y la madre los impares” no lo hace con tiempo suficiente.

Lo deseable sería que se hiciese al principio de año y así todos los miembros de la familia pueden organizarse sus períodos de vacaciones.

Si no lo hace quien corresponde, se puede remitir un requerimiento y además se puede solicitar judicialmente. El problema en estos supuestos son los tiempos. La saturación de algunos juzgados provocará que no llegue a tiempo la resolución.

Por sentido común y en beneficio de los hijos, lo adecuado es que quien elija lo comunique con tiempo suficiente. Si ambos actúan de la misma forma, las vacaciones se podrán disfrutar mejor y adaptar los horarios de los progenitores.

¿Se debe abonar la pensión de alimentos durante las vacaciones de verano?

Sí, la Jurisprudencia es clara al respecto. Se considera que la pensión de alimentos incluye el cómputo de todos los gastos de los menores a lo largo del año, aunque se abone en plazos mensuales.

Por ello debe ser abonada durante los doce meses del año, con independencia de que los niños estén al cuidado del progenitor que abona la pensión de alimentos.

¿Cómo se reparten las vacaciones de verano si uno de los progenitores reside en el extranjero?

Tanto si reside fuera del país como si tiene el domicilio habitual muy alejado del domicilio de los menores y no disfruta de su compañía de manera frecuente (fines de semana alternos), puede establecerse un reparto diferente durante los períodos de vacaciones que de alguna forma compense el tiempo que no puede estar en compañía de sus hijos durante el año.

Así, pueden repartirse los meses de julio y agosto en proporción superior para el progenitor que no tenga a los menores con él (seis de las ocho semanas, por ejemplo). Así lo estableció el Tribunal Supremo en Sentencia 301/2017, de 16 de mayo.

La suspensión del régimen de visitas durante las vacaciones

Durante los períodos vacacionales quedará sin efecto el régimen de visitas ordinario. Si hay fines de semana alternos y días de visitas intersemanales no se llevarán a cabo. Se disfrutarán las vacaciones por semanas, quincenas o meses alternos.

Esta es la práctica habitual. Si los progenitores residen cerca y no viajan, pueden fijar algunos días de visita para que los menores tengan contacto con el otro progenitor. De común acuerdo, puede establecerse lo que mejor considere cada familia.

Derecho a saber dónde se encuentra el hijo

Es necesario informar al otro progenitor de dónde se va a viajar y a disfrutar de las vacaciones con los menores.

Además, lo deseable es que los niños puedan comunicarse con el progenitor con el que no convivan una vez al día, por ejemplo.

¿Necesito autorización de mi expareja para viajar al extranjero con mis hijos?

Si quieres viajar al extranjero, necesitas consentimiento del otro progenitor.

Si consideras que no va a ser fácil que lo autorice, actúa con rapidez y solicita dicha autorización a través del Juzgado. Es necesario tramitarlo con tiempo para que la demora de las actuaciones judiciales no impida las vacaciones de la familia.

Más información sobre la autorización para viajar al extranjero con los hijos aquí.

¿A quién le tocan los niños después de las vacaciones escolares?

Para reanudar el régimen de visitas tras las vacaciones de verano debemos atender a quién fue el último progenitor que estuvo en compañía de los menores.

Si el último fin de semana antes de las vacaciones estuvieron con el padre, corresponderá a la madre el primer fin de semana después del período vacacional.

En caso de custodia compartida, si se sigue la alternancia anual no habrá inconveniente. Si se reparte de modo distinto con vacaciones por mitad, se aplicará el criterio anterior.

Carolina Torremocha
Carolina Torremocha Barreda

Soy abogada especialista en derecho de familia en Valencia con más de 15 años de experiencia.

Toda mi formación jurídica va dirigida al Derecho de Familia. Me formé en técnicas de mediación y de negociación. Soy Máster en Mediación. Experto en Derecho de Familia por Aranzadi y el Ilustre Colegio de Abogados de Valencia.

Contacta conmigoMás sobre mí

Concertar cita
Puedes llamarnos al 691 36 66 62 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.

    Al contactarnos acepta que tratemos sus datos según nuestras Condiciones de Uso y Privacidad. Más informaciónLos recogemos para responder tu consulta, siendo la base legal nuestro interés legítimo en atender y responder a nuestros usuarios. No compartiremos tus datos con terceros, salvo obligación legal. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.

    ¿Por qué deberías escogernos?
    Amplia experiencia
    Especialistas en Familia
    Rápida respuesta
    Lenguaje claro y directo
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Escultor Antonio Sacramento, 9 - 9 46013 Valencia, Comunidad Valenciana 691 36 66 62 torremocha.abogado@gmail.com