¿Qué hago si mi ex pareja no quiere llevar a mi hijo al psicólogo?

¿Qué hago si mi ex pareja no quiere llevar a mi hijo al psicólogo?

En ocasiones sucede que en padres separados, uno de los progenitores se opone a llevar al hijo en común a terapia psicológica.

Cada vez es más frecuente que acudáis a nuestro despacho planteándonos qué es lo que se puede hacer ante esto y os preguntáis si necesitáis su autorización para poder hacerlo. En este post resolvemos todas estas cuestiones.

Podemos ayudarte

Somos abogados de familia en Valencia. Si necesitas un despacho con amplia experiencia en derecho de familia, contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.

Contacta con nosotros

¿Puede mi ex pareja oponerse a llevar a mi hijo al psicólogo?

La respuesta es sí. Ninguno de los progenitores tiene la obligación de aceptar la propuesta del otro de llevar al hijo en común a terapia psicológica.

Puede considerar que no es necesario, que no sería beneficioso para el menor o incluso, puede oponerse sin motivo alguno para dificultar las relaciones familiares.

¿Es necesaria la autorización del otro progenitor para poder llevar a mi hijo a terapia?

Sí. El sometimiento de los hijos a un tratamiento médico o psicológico entra dentro del ámbito de la patria potestad por lo que se precisará del consentimiento de ambos progenitores para ello.

Que la guarda y custodia sea exclusiva (materna o paterna) no es motivo suficiente para poder tomar este tipo de decisiones ya que, como hemos explicado, no tiene nada que ver con ella sino con la patria potestad que normalmente será conjunta.

¿Qué puedo hacer si no me autoriza mi ex pareja para llevar a mi hijo a terapia?

Lo ideal sería haberle comunicado por escrito al otro progenitor la necesidad de someter al hijo en común a terapia médica o psicológica de forma que se deje constancia de la comunicación y posteriormente no pueda alegarse desconocimiento.

Si hecho esto existe oposición por su parte, el artículo 156 del Código Civil permite instar la vía judicial para conseguir la autorización del Juez si éste considera que el sometimiento a terapia es necesario y beneficioso para el hijo.

Este procedimiento del artículo 156 del Código Civil, llamado “Procedimiento de Jurisdicción Voluntaria”, se iniciará con una demanda por la parte interesada que será notificada a la parte contraria que se opone. En ocasiones, podrá otorgársele un plazo a la parte demandada para contestar o bien se señalará día y hora directamente para el juicio.

En el juicio, ambas partes expondrán sus argumentos y aportarán los documentos de prueba que consideren necesario para acreditar su postura.

Celebrado el juicio, la controversia se resolverá mediante Auto del Juez en el que atribuirá a uno de los progenitores la facultad de decidir si el menor debe someterse a terapia médica o psicológica.

Si realmente esta terapia es importante para tu hijo y queda bien acreditado en sede judicial, normalmente el Juez atribuirá la facultad de decisión al progenitor interesado en la terapia para el hijo.

¿Existe alguna excepción donde no sea necesario recabar el consentimiento?

, el mismo artículo 156 establece que no será necesario recabar el consentimiento del otro progenitor en supuestos de violencia de género o familiar contra el menor. 

Así como tampoco será necesario cuando existe una sentencia penal o se esté investigando un procedimiento penal por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad o la indemnidad sexual del otro progenitor o del menor.

En estos casos, bastará con informar al otro progenitor de que va a someterse al menor a terapia sin necesidad de recabar su autorización.

Si te encuentras ante esta situación y necesitas asesoramiento jurídico previo y/o acompañamiento judicial para iniciar este procedimiento, nuestro despacho se brinda a proporcionarte la ayuda que necesitas velando siempre por el interés de tus hijos. 

Concertar cita
Puedes llamarnos al 691 36 66 62 o dejarnos tu nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto contigo.